Condrosan 400 para las articulaciones: usos y contraindicaciones

By | 23 noviembre, 2016
5/5 (1)

El Condrosan 400 es parte del grupo de los medicamentos antiinflamatorios y antirreumáticos no esteroideos. Es un medicamento indicado especialmente en el tratamiento sintomático de la artrosis y cuyo principio activo: el Sulfato de Condroitina se encuentra habitualmente asociado a las proteínas y esta presente de manera natural en el organismo del ser humano.

Con el tiempo y el pasar de los años, esta proteína, en algunas personas se llega a producir a muy bajas cantidades, dando como resultado inflamaciones y/o lesiones en los cartílagos, dolores, pérdida de parte de la autonomía de la articulación y en la mayoría de los casos mucha rigidez. El sulfato de condroitina es una parte importante en la mayorìa de los tejidos conectivos del cuerpo, ligamentos, tendones, vasos sanguíneos, cartílago y piel.

El objetivo y la forma en la que actùa Condrosan 400 en el organismo es sencilla: se adhiere a los tejidos y cartílagos dañados, y estos, al estar compuestos del mismo elemento activo, hace que funcione como un suplemento, nutriéndose de este sulfato, para recuperar su total funcionalidad.

¿Cómo tomar Condrosan 400?

La dosis diaria recomendada de Condrosan 400 segùn ensayos clìnicos es de 800 a 1200 mg/día. Estas dosis, se administran normalmente en 2 cápsulas diarias (dosis diaria total 800 mg) al día, preferentemente en una sola toma (dos cápsulas a la vez) por al menos tres meses. Sin embargo, y siempre que su médico así lo indique y considere oportuno se puede iniciar un tratamiento con dosis de hasta 1.200mg (3 capsulas al dia en una sola toma) hasta completar el periodo total del tratamiento de unos tres meses.

Este tratamiento se administra como mínimo durante estos tres meses tras los cuales, se debe realizar un periodo de descansocondrosan 400 de dos meses, dado el efecto remanente del producto, para luego volver a reiniciar el tratamiento segùn criterio del médico, cambiando las dosis diarias y/o siguiendo el mismo ciclo.

Las cápsulas deben tomarse sin masticarlas, antes durante o después de las comidas, con abundante líquido. No tome dosis dobles para compensar dosis olvidadas, si usted toma más Condrosan del que le ha sido recetado, probablemente usted no sufra ningún efecto o síntoma, no obstante deberá informar a su médico.

Condrosan 400, no está indicado para su uso en niños y adolescentes menores de 18 años, debido a la ausencia de datos y seguridad en estos pacientes.

Contraindicaciones o efectos secundarios

Ningùn estudio científico llevado a cabo este medicamente ha revelado o identificado contraindicaciones graves ni sobredosis del mismo producto, sin embargo existen algunos efectos secundarios al igual que todos los medicamentos, estos podrían ser:

  • En raras ocasiones (entre 1 y 10 de cada 10.000 pacientes) se han observado casos de alteraciones gastrointestinales y/o náuseas.
  • En muy raras (en menos de 1 de cada 10.000 pacientes) se han observado casos referentes a retención de agua y/o edemas y reacciones de tipo alérgico.

Si considera usted alguno de estos efectos graves o aprecia cualquier otro efecto adverso aquí no mencionado, informe inmediatamente a su médico para que pueda valorar la situación.

Con respecto a otras advertencias relacionadas a Condrosan 400 y a la falta de estudios relacionados a la interacción del mismo con otros medicamentos, usted, deberá consultarlo previamente con un experto, así como también lo deberán hacer mujeres embarazadas y/o en periodo de lactancia.

Son tantas las dolencias que podemos sufrir, así como medicamentos existen para erradicarlas o aliviarlas por un momento, es por ello muy importante, conocer el mejor indicado para cada ocasión. Aunque quizá algunos no sean del todo peligrosos, un consumo de fármacos y medicinas sin control y sin una estricta vigilancia, sobre todo vía oral, nos acaba llevando a sufrir algunos efectos secundarios que a la larga haciendo uno inteligente de la medicina y los avances científicos, podemos evitar.

Existen analgesicos muy comunes, que solemos tener en casa, como el acetaminofén, ibuprofeno o aspirinas, los indicados en la mayorìa de los casos médicos, pero, tengamos en cuenta que existen casos que requieren una actuación específica y un tratamiento comùn, como lo es en el caso de la artrosis.



¿Te ha gustado esta entrada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *