Tratamientos y formas de uso del silicio orgánico

By | 21 mayo, 2014

De forma natural el silicio orgánico presenta su mayor concentración en algunos vegetales como el trigo integral o la avena. Pero sin lugar a dudas las plantas mas ricas en silicio, y las que se usan para preparar los complemento alimenticios y sintetizar esta su molécula orgánica, son la cola de caballo (hasta un 60%) y el bambú. Por otro lado, tambien existen tratamientos médicos para incorporar esta sustancia a nuestra salud, como puede ser la mesoterapia, y diversos productos como cremas y complementos alimenticios ricos en esta sustancia.

 Métodos de uso.

  • Vía oral. En este modo de empleo la sustancia se presenta normalmente en ampollas bebibles y comprimidos que complementan la alimentación. La cantidad recomendada para este modo de empleo esta situada entre los 15 y 90ml diarios dependiendo de cada caso.
  • Compresas, cataplasmas y unciones. Se trata de empapar una gasa o algodon en silicio orgánico y aplicarlo a las zonas afectadas ejerciendo presión durante unas horas o mediante leves toques sobre la superficie a tratar.
  • Vaporización. Como su propio nombre indica es llenar de esta sustancia un vaporizador y rociar la zona afectada en repetidas ocasiones. También se pueden realizar masajes para que la piel absorba bien el compuesto.
  • Silicio orgánico en gel. Se usa extendiendo una fina capa sobre la piel, y esperando unos minutos antes de masajear la zona para que el gel penetre correctamente. Repetiremos la operación tantas veces como sea necesario.

En cualquier caso estas formas de uso son compatibles con el resto de terapias a las que puedan ser sometidos los pacientes, dado que esta sustancia es un complemento alimenticio.

 Otras formas de administración. La mesoterapia.

MesoterapiaEste tratamiento tiene como finalidad combatir la flacidez de la piel y la celulitis, estimulando la formación de  fibras elásticas y colágeno en los pacientes. Su aplicación se realiza mediante microinyecciones  subcutaneas y cada sesión tiene una duración media de 20 minutos. Los efectos del tratamiento duran unos 3 meses, por lo que es necesario realizar nuevas infiltraciones cada 6 u 8 semanas.

La mesoterapia funciona mejor si se complementa con otras técnicas como la radiofrecuencia bipolar o la carboxiterapia, especialmente recomendada para la celulitis flácida. En cualquier caso las sesiones serian algo mas largas (1 hora aprox) pero los resultados serian mucho mejores.



¿Te ha gustado esta entrada?