La medicina complementaria y sus tratamientos

By | 11 mayo, 2014

Al conjunto de prácticas de curación, las cuales no son consideradas como parte de la “medicina convencional”, se las conoce como medicina complementaria.Medicina complementaria

Es importante puntualizar que la medicina complementaria se usa como “complemento” de la medicina convencional y no precisamente en lugar de. Existen muchos estudios científicos que han comprobado la seguridad y eficacia de la medicina complementaria. Algunos ejemplos de la medicina complementaria podrían ser:

  • Acupuntura
  • Fitoterapia
  • Masajes
  • Yoga

En ocasiones a la medicina complementaria se le denomina también medicina holística. Por lo general la medicina complementaria puntualiza más cómo la enfermedad afecta a la persona en su totalidad física, emocional, social y espiritualmente. Y es precisamente así como funciona en las interacciones entre la mente, cuerpo y comportamiento.

Investigaciones demuestran que el estado emocional de una persona tanto bueno como no tanto, afecta la capacidad del sistema inmunológico para combatir las enfermedades. En las personas con un mayor nivel de estrés en sus vidas o con actitudes negativas expuestas a un virus de gripe por ejemplo manifiestan peores reacciones que en las personas que tienen menos estrés o con una actitud positiva. Aliviar el estrés puede ayudar a mejorar la función del sistema inmunológico y en este caso los pacientes pueden tolerar mejor los efectos secundarios relacionados con algún tratamiento del tipo agresivo como las quimioterapias por dar un ejemplo.
Por esa razón se recomienda la medicina complementaria como la yoga en donde hay una conexión entre el cuerpo y la mente.

Aun cuando se han visto los efectos positivos que tiene una persona al momento de tomar cualquier tratamiento complementario, se recomiendan algunas precauciones de forma general antes de llevarla a cabo.

  1. La importancia de visitar al médico antes de iniciar cualquier tratamiento no convencional
  2. No dejar de tomar su tratamiento indicado por el médico
  3. Comparta con su médico la información sobre el tratamiento complementario que está tomando
  4. Mantenga informado a su médico sobre la evolución que va teniendo.

Por lo general los beneficios de la medicina complementaria ocurren porque la mente desea que el tratamiento que se está tomando o empleando realmente resulte y sea de ayuda.
La medicina complementaria es de mucha ayuda incluso si solamente causa un efecto placebo. Brinda a las personas o pacientes una perspectiva positiva, por tanto los tratamientos complementarios alivian el estrés y esto contribuye a que el sistema inmunológico tenga una función más efectiva para nuestro organismo.



¿Te ha gustado esta entrada?