El germanio orgánico. Propiedades y contraindicaciones

By | 10 Octubre, 2014
5/5 (4)

El germanio orgánico puede considerarse sin exageración como un medio eficaz de lucha contra casi cualquier enfermedad. No obstante, para garantizar su eficacia y la salud corporal, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Mantener una dieta bien equilibrada con el fin de lograr un equilibrio alcalino/ácido de los líquidos corporales.
  • Aliviar el estrés para mantener un estado mental estable que nos permita lograr un equilibrio del sistema nervioso autónomo.

Así pues, el germanio es un oligoelemento que exhibe propiedades tanto metales como no metales. Fue descubierto por primera vez en una mina cerca de Freiberg, Alemania en 1885.

El átomo de germanio

El químico alemán, Clemens Alexander Winkler fue el encargado de aislar este nuevo elemento de la mena, al que llamó germanio. El germanio es un elemento muy abundante en la corteza terrestre, pudiéndose encontrar en niveles muy altos en el agua de Lourdes, Francia, donde las personas siguen viajando para experimentar la curación “milagrosa”.

Esta sustancia rara vez forma sus propios depósitos, pero se puede encontrar en pequeñas cantidades en los minerales de plomo, zinc y cobre. Las concentraciones más altas se encontraron en ciertos yacimientos de carbón, siendo la mayoría de germanio para uso industrial obtenido a partir de minerales de zinc.

Al igual que el silicio, el átomo de germanio está estructurado de tal manera que acepta y transmite electrones, lo que supone una capacidad altamente valorada en semiconductores. En su forma inorgánica, el germanio no tiene ningún valor terapéutico, pero es ampliamente utilizado en la industria electrónica para fabricar transistores, fibra óptica, y otras muchas aplicaciones. Por otro lado, el germanio orgánico estimula eficazmente los impulsos eléctricos a nivel celular (propiedad que también tiene el silicio orgánico) y juega un papel importante como catalizador del oxígeno dentro del cuerpo humano.

Egermanio orgánicos posible encontrar germanio en plantas fosilizados, así como en algunos alimentos, ciertas aguas minerales, y en plantas y hierbas curativas. Sin embargo, fueron necesarios muchos años de investigación para identificar y confirmar las propiedades curativas de este mineral.

Un investigador japonés, el Dr. Asai que dedicó más de treinta años a la investigación del germanio, descubrió que algunas plantas y aguas minerales que son bien conocidas por sus propiedades terapéuticas, también contienen concentraciones relativamente altas de germanio. La lista incluye el ajo, el brócoli, el apio, el aloe vera, la consuelda, las algas chlorella, el ginseng, el berro, la cebada perlada y los hongos shiitake. El contenido de germanio en estas plantas depende en gran medida del suelo en el que se cultivaron.

En 1967 el Dr. Asai sintetizó un nuevo compuesto que recibió el nombre de “germanio orgánico” o germanio-132 (bis-carboxietil sesquióxido germanio). Aunque este compuesto se haya creado en el laboratorio, se llama orgánico porque contiene átomos de carbono como cualquier otra sustancia orgánica.

Propiedades del germanio orgánico

A diferencia de su homólogo no orgánico capaz de causar graves daños en los riñones, el germanio orgánico es bien conocido por sus beneficios para la salud. La investigación ha demostrado que esta sustancia estimula el sistema inmune y activa los mecanismos de defensa del cuerpo normalizando muchos desequilibrios fisiológicos que incluyen:

  • La presión arterial y el colesterol sérico.
  • Combate los radicales libres.
  • Ayuda a desintoxicar el cuerpo.
  • Es un quelante de metales pesados .
  • Protege contra la radiación.
  • Rejuvenece vasos sanguíneos.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Es bueno para la visión.
  • Alivia el dolor crónico y la inflamación.
  • Aumenta el flujo de oxígeno en el cuerpo.
  • Mejora las condiciones de la piel si se aplica por vía tópica como un ungüento.

El consumo regular de germanio orgánico puede aliviar muchos problemas de salud y retrasar el proceso de envejecimiento. En Japón y en Rusia el germanio orgánico se utiliza en terapias alternativas contra el cáncer debido a su capacidad para modificar la respuesta biológica del organismo a los tumores.

Los investigadores también han confirmado que el germanio orgánico aumenta la producción de interferón en el cuerpo. El interferón es producido por los leucocitos ante la presencia de patógenos, razón por la cual el germanio es tan eficaz en la lucha contra virus y las células tumorales.

¿Cual es la dosis recomendada?

La dosis diaria preventiva sugerida de germanio orgánico es de 100 mg. Si es necesario la dosis se puede aumentar gradualmente hasta un máximo de 1000 mg por día. El germanio orgánico no se considera tóxico y puede ser tomado durante un largos períodos de tiempo. Normalmente se elimina del cuerpo a través del aparato digestivo usando las vías urinarias a las veinte o treinta horas después de la ingestión.

Contraindicaciones del germanio orgánico

Es importante recordar, sin embargo, que este oligoelemento acelera los procesos de desintoxicación y puede causar Herxhaimer (una reacción alergica en personas sensibles) si se toma en dosis muy altas.

La reacción de Herxheimer es una reacción del sistema inmune que se produce cuando el cuerpo es incapaz de eliminar rápidamente la gran cantidad de toxinas que se liberan durante un programa de desintoxicación. Los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, náuseas y erupciones en la piel. Estos síntomas desaparecen tan pronto como la dosis diaria se reduce y el cuerpo recupera su capacidad desintoxicante.



¿Te ha gustado esta entrada?