¿Como se usa el silicio orgánico líquido?

By | 25 Noviembre, 2015

El silicio orgánico líquido es un tipo de silicio de uso tópico, es decir, está ideado para su aplicación externa. Pensado fundamentalmente para su aplicación en articulaciones como las rodillas o en zonas lumbares y cervicales, el silicio orgánico tambien es un potente regenerador de la capa dérmica, donde es capaz de favorecer la creación de fibroblastos para reforzar la estructura de la piel.  Por ello, en esta entrada nos vamos a centrar en los posibles modos de aplicación del silicio orgánico líquido en el exterior de nuestro cuerpo.

Cataplasmas

Para hacer un cataplasma con silicio orgánico usaremos un trozo de gasa o algodón empapado en silicio orgánico líquido. Una vez que tengamos listo un apósito con el tamaño de la zona a tratar, lo situaremos sobre la piel durante al menos 20 minutos o hasta que la gasa deje de estar húmeda. Tras esto retiraremos el cataplasma y dejaremos que la piel se seque de forma natural. Es posible repetir la operación tantas veces como se desee si el dolor persiste.

Compresas con gel de silicio

Este modo de uso requiere extender una fina capa de gel de silicio sobre la zona afectada. A continuación cubrir la zona con una capa de film plástico para evitar la evaporación del producto. El film usado para envolver los alimentos podría servir. Finalmente dejar el apósito durante una noche completa o al menos 1 hora si no se dispone de tiempo suficiente.

Masaje con gel de silicio

El gel de silicio orgánico también se puede extender sobre la piel con un ligero masaje, para ello es preciso dejar reposar el gel sobre la piel 5 minutos antes de comenzar el masaje. A continuación masajear hasta que el producto se absorba por completo. El proceso se puede repetir tantas veces como sea necesario, sin embargo, si se detecta enrojecimiento de la piel o alguna reacción adversa es preciso dejar de aplicar el gel durante unos días.

Compresas de silicio orgánico líquido

silicio orgánico líquidoEl proceso es es mismo que con las compresas de gel, pero usando silicio orgánico líquido, es decir, debemos aplicar una gasa empapada de silicio a la zona afectada, rodeando la articulación y fijandola con la ayuda de un film de plástico. Si se hace bien lo normal es sentir una ligera sensación de calor o frío en la zona afectada. De no ser así es posible que el silicio orgánico no este haciendo bien su trabajo.

Vaporización

También es posible adquirir el silicio orgánico en forma de spray o bien rellenar una botella vacía con silicio. Su uso es muy simple, ya que tan solo debemos pulverizar el spray en la zona afectada y dejarlo reposar durante unos minutos, hasta que la piel lo absorba. Si fuera preciso también podemos masajear la zona para ayudar a la absorción y repetir el proceso tantas veces como sea necesario.

Unciones

La unción se puede emplear como alivio rápido ya que no implica dejar la gasa pegada al cuerpo. Tan solo implica pasar la gasa o algodón remojado en silicio orgánico líquido por la zona afectada. Tras la aplicación debemos tomar la precaución de no exponer la piel a ningún agente químico, como podría ser un detergente por ejemplo.



¿Te ha gustado esta entrada?